El Ventorrillo de la Buena Vista fue construido por el reconocido arquitecto Julio Vilamajó en el año 1946.
Es Monumento Histórico Nacional y uno de los símbolos de Villa Serrana.

Sostenido por grandes pilares de troncos, el Ventorrillo ofrece una de las mejores vistas de Villa Serrana.

Fue construido con materiales autóctonos de forma de mantener las características agrestes del lugar.

Antiguo Ventorrillo

El Ventorrillo fue abandonado a fines de la década de 1970, quedando a su buena suerte y sufriendo un gran deterioro.

Para su recuperación se realizó una licitación pública, y una vez otorgada la concesión al Sr. Alberto Vignale, el 5 de Agosto de 2011 quedó inaugurado el Nuevo Ventorrillo, tras un proceso de reconstrucción de casi dos años.

En el año 2019 se inauguró el Espacio Vilamajó: una sala museo en donde se rinde homenaje al arquitecto del Ventorrillo y se presentan exposiciones de diferentes artistas nacionales.

Espacio Vilamajó

» Por suerte la naturaleza mantiene dentro nuestro algo de la intuición primitiva. Porque, ¿qué sería del mundo donde todo fuera explicado o tuviera necesidad de una explicación? Detestable, detestable. La magia existe, tiene que existir, para perfumar la vida y por más que la ciencia chance por matar su madre la Magia: no podrá. Siempre habrá magos o genios que se encargarán de que esto no suceda. «

Julio Vilamajó